Convocatoria para un día de solidaridad internacional con el proceso de paz del pueblo colombiano

Peace for Colombia

15 de Octubre, 2013:  Día de Solidaridad Internacional con el Proceso de Paz en Colombia

Para más información:  james@afgj.org

Esta Convocatoria proviene con el apoyo de la Marcha Patriótica, Lazos de Dignidad, FENSUAGRO, y el Comité Permanente en Defensa de los Derechos Humanos.

Es el momento para que el mundo entero tome la firme decisión de unir fuerzas con nuestrxs hermanxs colombianos para exigir, junto a ellos, la culminación dialogada al conflicto social, político y armado que ha desangrado el país por más de 50 años. El 15 de Octubre es la oportunidad para expresar nuestro real compromiso y solidaridad con este bravo pueblo que resiste a los embates de las clases dominantes y al imperialismo mundial. En Colombia históricamente este día ha servido para exigir la libertad e instauración de justicia para todxs los miles de prisionerxs políticxs, que permanecen secuestrados en las mazmorras del régimen y en otras latitudes del orbe. Este año, mientras pensamos y actuamos para lograr la materialización de la libertad y la instauración de una justicia tangible para el conjunto de lxs prisionerxs politicxs, hacemos un enérgico llamado a las gentes del común, al conjunto de las organizaciones sociales y populares, a los partidos políticos de todos los hemisferios del mundo a que organicemos y participemos este 15 de Octubre, en el Día Internacional de Solidaridad con el Proceso de Paz en Colombia, que adelanta el Gobierno Nacional de Colombia y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia- FARC- Ejercito del Pueblo.

Recuerden este 15 de Octubre en todos los rincones del planeta en donde nos sea posible realizar actos en solidaridad con el proceso de Diálogo, que se adelanta entre el Gobierno Nacional de Colombia y las FARC-EP, debe erigirse como nuestra tarea primordial; desde lo más profundo de nuestras almas hacemos este llamado para que un pueblo que no ha contado en su historia con un solo día de paz obtenga la tan anhelada paz con justicia social que sueña.

Estamos en solidaridad con los miles de mujeres y hombres campesinos, estudiantes, obreros, víctimas de Estado, blancos, negros,indígenas y mestizos de Colombia y con sus justas demandas:

  • Por un país en paz con justicia social para todxs los colombianos.
  • Por la participación popular en la mesa de diálogos.
  • Por el cese bilateral de las acciones de guerra, para que el proceso se desarrolle sin sobre saltos.
  • Por la instauración de una real reforma agraria que permita el desarrollo rural y el establecimiento de Zonas Reservas Campesinas.
  • Por el fin de la esquematización y persecución al movimiento social y popular en Colombia.
  • Por el fin de la aplicación del Plan Colombia y por la culminación de todo apoyo militar internacional, particularmente por la injerencia de los EE.UU, en la política colombiana.
  • Por la suspensión de los Tratados de Libre Comercio—estadounidense, canadiense y europeo—con Colombia.

Después de 50 años, el conflicto social, económico, político y armado que vive Colombia es el de mayor duración en el mundo. El conflicto que ha degenerado en la lucha armada es producto de los profundos conflictos sociales, económicos y políticos, que posee como génesis la tenencia de la tierra y la explotación irracional de los recursos naturales que tanto abundan en este país suramericano, pero que se encuentran concentrados en pocas manos. En Colombia ser miembro de un sindicato o ser defensor de los derechos del pueblo se constituye en un grave delito que es perseguido por el conjunto de las instituciones del Estado —Colombia ostenta el triste primer puesto del mundo en donde se asesinan sindicalistas, de igual manera es el país con mayor número de desplazadas a causa del conflicto, 6.000.000 de almas aumentan la mendicidad en los semáforos de las grandes ciudades, igualmente aumentan los porcentajes en los anillos de miserias de las urbes colombianas. Por una inmensa variedad y riqueza en recursos naturales, y por su ubicación geopolítica, Colombia posee una importancia trascendental por la estabilidad de la región. Por estas razones se cierne sobre ella distintos intereses, por parte de las potencias mundiales, para dominar política y económicamente la región, pero se refleja también la esperanza de los países latinoamericanos de construir y consolidar la unidad y la paz en el continente, pues comprenden desde esos lazos de hermandad que los unen en el tiempo, que mientras un país suramericano no materialice su definitiva independencia y la paz con justicia social, ninguno podrá subsistir ante la amenaza imperialista.

Todxs en Colombia no quieren la materialización de la paz con justicia social. Dentro del país, la extrema derecha, liderada por el ex-presidente Álvaro Uribe, adelanta constantes ataques al proceso de paz que se adelanta en La Habana, República de Cuba, entre el Gobierno y las FARC-EP, y lograr de esta manera la finalización de los diálogos que prentende la culminación del conflicto. Por otro lado corporaciones internacionales y empresas multinacionales en conjunto con la oligarquía colombiana, sintiendo que sus riquezas se ven amenazadas por el proceso de dialogo, aumentan la represión y el desplazamiento en las regiones del país para consolidar de esta manera su proyecto neoliberal. El año anterior los índices de desplazamiento aumentaron un 83% de igual manera los porcentajes de ataques contra trabajadores del campo, que luchando por los derechos humanos, ha aumentado ostensiblemente que en los últimos diez años. El gobierno del Presidente Juan Manuel Santos y el conjunto de las instituciones del Estado buscan la instauración de la pax romana, el silenciamiento de los fusiles, sin modificar para nada las estructuras sobre las que se fundamenta el injusto sistema de cosas, sin justicia social, sin trasformaciones profundas a las instituciones. En medio del dialogo de paz con la insurgencia de las FARC-EP, el Estado colombiano ha aumentado la hostilidades y la violencia en contra de la población, evidencia de ello han sido los ataques indiscriminados contra lxs campesinxs de la región de Catatumbo, la indiscriminada ofensiva militar en contra del pueblo en medio del paro agrario y popular, que tuvo presencia en todo el territorio nacional, el aumento de 50,000 tropas militares en las calles de Bogotá evidencian las políticas fascistas del régimen.

Los integrantes del Movimiento Político y Social Marcha Patriótica, movimiento popular por la paz con justicia que busca la toma del poder para las mayorías empobrecidas del país, son blanco de la represión y el exterminio Estatal y para-estatal, públicamente estigmatizados y calumniados por los altos funcionarios del gobierno, que ven en este movimiento el ascenso de la lucha de masas en el país. Sindicatos clasistas como FECODE (el sindicato de profesores) y FENSUAGRO (la federación más grande de campesinxs y obrerxs agrícolas—y miembros de Marcha Patriótica) viven en un ambiente de amenazas, desaparaciones, detenciones arbitrarias y asesinatos, sólo por defender los derechos sociales y políticos, por la paz y los derechos laborales.

La detención del valeroso dirigente campesino y popular Hubert de Jesús Ballesteros, es motivo de especial preocupación y obedece a la puesta en práctica del Estado colombiano de la persecución en contra del movimiento social y popular. Hubert de Jesús Ballesteros es vice presidente de FENSUAGRO, integrante del Consejo Ejecutivo de la CUT (Central Unitaria de Trabajadores), uno de los principales organizadores y vocero para el dialogo con el gobierno en el marco del paro nacional agrario y popular, de igual manera integrante de la dirección nacional del Movimiento Político y Social Marcha Patriótica . El 15 de Octubre, será una fecha especial pues lanzaremos al mundo nuestras voces por exigir su inmediata libertad.

Esta violencia y represión financiada por el Plan Colombia de los EE.UU. y por otros aliados internacionales (como OTAN) al gobierno de Santos, no tienen interés en que el proceso de dialogo llegue al puerto que los colombianos añoran, la paz con justicia social, su añoranza, reflejada en sus intereses egoístas y mezquinos, pasan por el incremento de la ganancia económico, que se traduce en la realidad con más violencia, represión, desplazamiento y asesinato de las clases empobrecidas del país.

Pueblos del mundo, es tiempo de mostrar que no toda la comunidad internacional apoya al régimen violento de Juan Manuel Santos y sus aliados imperialistas. La política de guerra, exterminio, represión y libre comercio nos hace daño a todxs y hay que resistirlos como una comunidad global. Estamos con la gente que se expresa en contra de este tipo de desarrollo, que solo favorece los intereses de los más ricos. Compartimos la visión de una Colombia en paz, una Colombia por y para el pueblo. Una Colombia en paz con justicia social. Materializar el sueños de las gentes del común en Colombia significa un paso para lograr un mundo distinto.

El 15 de Octubre tenemos que hacer una muestra de apoyo y solidaridad que llegue a todo el mundo. Vamos a mostrar que la gente del mundo, sin importar su condición social, económica y racial estamos mirando a Colombia, que estamos en contra de todos los ataques al proceso de paz y que apoyamos al pueblo colombiano. Ya basta la guerra en Colombia! La gente del mundo gritamos que ya le llego hora a la paz con justicia social!

Marcha Patriótica

Lazos de Dignidad

FENSUAGRO

Comité Permanente de Derechos Humanos

Firmantes Internacionales:

Red Internacional de Solidaridad con lxs Presxs Políticxs (de Colombia)

Alianza por la Justicia Global (Alliance for Global Justice)

Centro de Acción Internacional (International Action Center)

Coalición de Solidaridad con Latinoamérica (Latin America Solidarity Coalition)

 

Haga clic aquí para versión en inglés