Genocidio Cultural y los Asaltos contra el Río Yaqui

por James Patrick Jordan

“Eso es un cuerpo de agua nombrado por el pueblo…. Han estado viviendo allá desde antes la llegada de los invasores. Para eso ser sacado deja el pueblo sin recursos. Es inmoral.”

Hace clic para apoyar a Fidencia Aldama Pérez, Preso Político Yaqui

Acueducto Independenica – no hay agua en el Rio Yaqui para los Yaquis

To read in English, click here

Hace clic aquí para leer la declaración del Observatorio de Derechos Humanos del Pueblo con la lucha Yaqui

Los acontecimientos recientes en el territorio Yaqui tradicional ubicado en Sonora, México, nos da lecciones preocupantes sobre el neoliberalismo y el genocidio cultural. Las tierras Yaqui están soportando amenazas al Rio Yaqui que ponen el pueblo entero, su ecosistema y su cultura, en riesgo. Pero hay otras lecciones más valiosas que pueden ser aprendidas, por ejemplo lecciones sobre la lucha y la solidaridad.

Estas amenazas incluyen la desviación de agua por el acueducto Independencia que sirve grandes agronegocios y abastece una zona industrial de fábricas transnacionales y extranjeras en la ciudad de Hermosillo. Actualmente, la agricultura tradicional de los Yaquis es tan afectado que tienen la posibilidad de que no puedan sembrar cultivos el próximo invierno. El 17 de febrero, el consejero del Distrito de Riego y presidente del Módulo de Riego 4P8 anunció que, “Siempre dijimos que nos afectaría el acueducto Independencia, ya está sucediendo. La sequía nos está pegando, por ello hacemos un llamado a cuidar el recurso del agua, tanto a productores y a los ayuntamientos que convergen con nosotros en la cuenca, si no llueve en el verano estaremos dejaremos de sembrar en invierno.”

La otra amenaza significante es un proyecto de la compañía Sempra Energy, basado en San Diego, California. Sempra Energy está tratando de terminar la construcción de un gasoducto que pasa por el territorio Yaqui. El 14 de febrero ocurrió por la segunda vez una explosión durante pruebas del gasoducto Sonora. Afortunadamente, las pruebas fueron con aire, no con metano, y así no hubo un desastre. Sin embargo, causaron daño a las calles, levantando y quebrando pavimento. Si el gasoducto hubiera llevado metano, la situación hubiera sido muy diferente.

Amenazas al Rio Yaqui

El ecosistema del territorio Yaqui ya había sido muy afectado por la construcción de tres presas entre 1942 y 1964, y de una serie de pozos construido desde 1993 que abastecen agua potable a las ciudades de Guaymas y Empalme. Según un documento por Rodrigo González Enríquez y Francisco Alejandro Elías González Castro, profesores del Instituto Tecnológico de Sonora,

“Ese impacto ambiental negativo fue tan drástico que provocó un fenómeno de migración total de fauna local…causando con ello afectaciones a las comunidades rurales de la región, incluidas algunas comunidades indígenas Yaquis que dependen de las recargas del río para la realización de actividades productivas, de ritualidad cosmogónica y medicinal ancestral….

Así mismo, desde marzo de 2013 otro acueducto llamado “Independencia” se encuentra trasvasando 75

Polvo al polvo…. Un sapo muere a lo largo del acueductor Independencia

millones de metros cúbicos anuales desde la presa Plutarco Elías Calles hasta la ciudad de Hermosillo…. Debido a la construcción de grandes obras hidráulicas…se ha provocado un deterioro ambiental del ecosistema ripario y la desecación de una gran parte de su cauce histórico….

La extracción masiva del agua del río…han afectado aspectos importantes de la tradición, la ritualidad y la vida cotidiana de la tribu, al hacer virtualmente imposible la realización de fiestas y ceremonias de gran importancia para la etnia Yaqui como lo es la celebración en honor a San Juan Bautista, realizando un bautismo colectivo en el río, mismo que representa la unidad de los pueblos yaquis.

Con respecto al gasoducto, dicho proyecto pretende atravesar aproximadamente 90 km de territorio Yaqui…. afectando con ello de manera directa temporalmente alrededor de 180 hectáreas y en forma definitiva 80 hectáreas por los trabajos de preparación del sitio y construcción …. señalando que dentro de esta remoción de cubierta vegetal hubo ejemplares de especies de flora endémicas de México con categoría de riesgo y protección especial. Además, de manera indirecta y de forma permanente serían alrededor de 16,000 hectáreas la zona en la cual no se deberán realizar actividades por cuestiones de seguridad, debido que el riesgo…de accidente en tuberías de gas natural es de 1 km de radio como mínimo tomando como centro la línea de conducción.”

El Gasoducto y la Historia Mala de Sempra 

El gasoducto Sonora conecta con un gasoducto de Kinder-Morgan en el Condado Pima en Arizona, EEUU, que corre a lo largo de la resguarda Tohono ‘O’odham y cruza la frontera en Sásabe. Viaje por sistemas aluviales y a lado del Golfo de California por todo Sonora hasta su término en el estado de Sinaloa. Este gasoducto es un proyecto de la compañía IEnova, una división de Sempra México, un subsidiario de Sempra Energy. (Sempra Energy también incluye Southern California Gas, San Diego Gas and Electric, Sempra South American Utilities, Sempra LNG and Midstream, and Sempra Renewables.

El pueblo de la aldea Yaqui, Loma de Bácum, y defensores ambientales de otras aldeas Yaqui, están sublevando contra este proyecto, expresando temor por el Rio Yaqui y su cuenca y las comunidades cercanas. El pueblo de Loma de Bácum rechazó claramente el gasoducto en 2015 en respuesta a consultas por las autoridades sobre el asunto. En abril de 2016, un interdicto judicial fue dictado contra la construcción en territorios Yaqui. A pesar del fallo, el gasoducto fue terminado en abril de 2017, con 90 kilómetros de la ruta por tierras Yaqui y cruzando el Rio Yaqui. Un poco tiempo despues, algunos defensores Yaqui del agua (sin autorización de las autoridades tradicionales de Loma de Bácum), dañaron una sección del gasoducto como una forma de protesta. El 2 de marzo de 2018, el Séptimo Tribunal de Distrito de Ciudad Obregón rechazó una moción de la Secretaria de Energía de México (SENER) para que levantara la orden judicial permitiéndoles a reparar el gasoducto.

Según un artículo de diciembre de 2017 por Adam Williams para Forbes Magazine, “El impacto se extiende mucho más allá de Loma de Bácum y sus 4,500 residentes. Las exportaciones de gas de Arizona a México se han desplomado un 37 por ciento desde la paralización del gasoducto, alcanzando un mínimo de ocho meses en diciembre…. Cuando la protesta se convierte en sabotaje, existe el riesgo de que los inversores se desalienten de las fases futuras, como en un desarrollo extenso de shale. También es útil para el candidato izquierdista que encabeza la carrera para las elecciones presidenciales del próximo año, quien promete revertir algunas de las reformas.” Williams se refiere a la reforma energética por el gobierno mexicano que abriera el país a la privatización y la inversión extranjera, y a Manuel López Obrador, que lidera las encuestas antes de las elecciones del 1 de julio de 2018.

José Matus, dirigente de la Alianza Indígena y líder ceremonial de los Yaquis en Arizona con Davíd Guadelupe Valenzuela Director del CNTE (Comite Nacional de Trabajadores de Educación) en Sonora

Por desgracia, colaboradores quienes favorecen el gasoducto a veces han actuado en maneras antidemocráticas y violentas. Fidencia Aldama es un preso político Yaqui que ha estado encarcelado desde octubre de 2016. Él fue encarcelado por el asesinato de Cruz Buitimea Piña que ocurrió cuando el pueblo de Loma de Bácum fue agredido por un grupo armado que trataron de tomar control del ayuntamiento con el objeto de derrotar la dirigencia tradicional para firmar papeles en favor del gasoducto. No hay evidencia que vincula a Aldama al asesinato y, de hecho, hay testigos que dicen que el solamente se quedó cerca de su casa para protegerla de un asalto.

El pueblo Yaqui tienen razón de preocuparse sobre los afectos de este gasoducto para el rio y sus comunidades. Southern California Gas fue responsable por la fuga de metano más grande en la historia de los Estados Unidos que ocurrió en octubre 2015. Esta fuga resultó en el desplazamiento de 8,000 personas de sus hogares. Después de este desastre, Sempra despidió el Director Ejecutivo de Southern California Gas, Dennis Arriola, de su posición solamente para trasladarlo a otra posición, el vicepresidente de estrategia corporativa y asuntos externos de Sempra, incluso que lo integró en la mesa directiva de Sempra México.

No Solamente Amenazas Ambientales

Esos proyectos, el gasoducto y el acueducto, no son solamente amenazas ambientales, son formas de genocidio cultural. Rosemary Toña-Aguirre es un integrante de la nación Yaqui en Arizona y parte de la mesa de dirección de la Alianza Indígena. Según ella, “Es genocidio a causa de que contaminan el río con fertilizante y pesticida de los grandes agronegocios, muchos de ellos propiedades de estadounidenses, y roban el agua para suministrar Hermosillo y otros lugares. Eso es dinero y comida sacado de los Yaquis. El Rio Yaqui es la mera vida de todos. Se usan diariamente. Necesitan eso agua y lo necesitan para ceremonia.”

David Jaimez de la Comisión Yoeme (Yaqui) de Derechos Humanos explica que, “Eso es un cuerpo de agua nombrado por el pueblo…. Han estado viviendo allá desde antes la llegada de los invasores. Para eso ser sacado deja el pueblo sin recursos. Es inmoral.”

Claramente, los asaltos contra el Rio Yaqui y su cuenca, y contra las tierras tradicionales, son asaltos contra la cultura de los Yaquis que viven allá.  Pero el Rio Yaqui tiene una significancia para cada Yaqui, dondequiera que vivan, y las amenazas al rio son amenazas a la entera nación Yaqui, incluso en la diáspora. Muchas comunidades Yaquis fueron desplazados forzosamente a causa de cientos de años de guerras y represión colonialistas, incluso muchos puestos en la esclavitud. Hay comunidades Yaquis fuera de su territorio tradicional en lugares como en la península Yucatán, California, Texas, y, notablemente, en Arizona donde han sido reconocido oficialmente como tribu, recibiendo dos resguardos en el Condado de Pima. Con respecto a la importancia del Rio Yaqui para las comunidades Yaquis que están fuera de Sonora, Toña-Aguirre destacó que, “Todo el mundo dice que este es su patria. Cada persona acá en los Estados Unidos quería viajar allá para ver como es. Es una experiencia de aprender, un reparto de información – es casi obligatorio que vuelvan. Todo el mundo en el lado americano sueña de volver.”

La destrucción del Río Yaqui como un ecosistema vivo y viable conduciría a un desplazamiento masivo de los miembros tribales de su tierra natal. Los efectos de esto resonaría en todo el mundo Yaqui.

Toña-Aguirre habló sobre la importancia de tener visitantes Yaquis de las tierras tradicionales de Sonora para mantener la cultura y las ceremonias para los Yaquis de Arizona. Ella nos cuenta que las líderes ceremonias “salen de sus familias por todo este tiempo desde el domingo antes Miércoles de Ceniza hasta el domingo después Pascua…. Es muy importante que estén acá a causa de muchas de los participantes son jóvenes y no todos hablen el idioma. Algunos quizás entiendan, pero no hablen. Todos los sermones son en Yaqui. Cada comunidad tiene pueblo que vienen a ellos. La única manera de enseñar es por hacer. No hay libros ni nada. Hay mucho aprender, todavía, y todavía es muy guardado por el pueblo tradicional.”

Jaimez dice que los Yaqui de Arizona quienes tienen más recursos materiales que los de Sonora, hacen contribuciones a las familias de los líderes ceremoniales. El cree que su presencia ayuda a los jóvenes que entiendan que, “Cualquieras cosas materiales que tengamos, se puede estar sacado. Pero allá, básicamente han mantenido la tribu a causa de su voluntad a proteger nuestras tradiciones, nuestro pueblo, nuestra tierra.”

Yaquis de Sonora y de Arizona reunir en el territorio tradicional

Un Poquito de la Historia del Río Yaqui

Si hay una cosa que se puede decir con respecto al pueblo Yaqui, es que su carácter más profundo es ser defensores del territorio y la naturaleza. Aunque tienen una reputación como luchadores feroz y valiente, en su historia entera, según el historiador Paco Ignacio Taibo II, nunca se puede hallar cuentas de los Yaquis agrediendo o invadiendo sus vecinos ni ningún otro pueblo.

Hoy en día, enfrenten batallas quizás más dañoso que todos los otros. Luchan contra políticos económicos y neoliberales, y contra la represión por los gobiernos estatales y federales en México, con las herramientas represivas provisionado por los Estados Unidos.

Uno de los logros más importantes para el pueblo Yaqui fue el acuerdo con el gobierno mexicano firmado en 1937 por el presidente Lázaro Cárdenas. Este acuerdo garantizó a los Yaquis la mitad del agua del Rio Yaqui, un recurso que han usado y gestionado en una manera sostenible. El acuerdo de 1937 constituyó un reconocimiento de la importancia del rio a los Yaquis.

Sin embargo, en los años recientes, las violaciones del acuerdo han estado constantes. La firma del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), resultó en la construcción rápida de fábricas extranjeras y la aniquilación de fincas tradicionales y sostenibles por grandes agroindustrias. Para abastecer el flujo de agua a estas expansiones neoliberales, el estado de Sonora construyo el acueducto Independencia que ilegalmente desvía considerablemente más de 50% del flujo del rio. Y aunque cortes hasta la Corte Suprema de México han afirmado el derecho del Tribu Yaqui a la mitad del agua del río, estas decisiones quedan ignorado.

La Teleraña Transnacional de Sempra

Sempra y IEnova nos quieren creer que este gasoducto será seguro y no constituye un peligro al rio ni las comunidades cercanas. Pero cuando miramos su historia, es difícil creer sus garantías. Además de la promoción de Dennis Arriola, cuando escudriñamos los oficiales de Sempra y IEnova, descubrimos una telaraña de vínculos con corporaciones transnacionales bien conocidos por ser irresponsables.

Sempra Energy recibe ganancias cada año de mas o menos $12 mil millones de dólares. La directora ejecutiva es Debra Reed quien también está en la mesa directiva de Halliburton y Caterpillar. Dick Cheney, el vicepresidente estadounidense durante la administración de George W. Bush había sido el director de Halliburton, una compañía que hizo mil millones de dólares construyendo infraestructuras petroleras, beneficiando de los políticos de guerra y explotación por todo el mundo. Caterpillar es una compañía que ha hecho muchas ganancias proveyendo Israel con maquinaria para la ocupación de Palestino, y herramientas para la construcción del muro de los Estados Unidos en la frontera con México.  Mientras tanto, Alan Boeckmann no solo es parte de la mesa directiva de Sempra Energy, pero también de British Petroleum, o BP, que fue responsable por el derrame de petróleo más grande en la historia mundial, el derrame conocido como Deepwater Horizon que aconteció en el Golfo de México.

El presidente de la mesa directiva de IEnova es un tal por el nombre de Carlos Ruíz Sacristán, quien también es integrante de la mesa directiva de Southern Copper, que es parte de Grupo México, que opera minas en México, Perú, España, y los Estados Unidos. En cada país, Grupo México tiene un legado deplorable de daños ambientales, incluyendo el desastre ambiental más impactante en la historia de México, el derrame de 10.5 millones de galones de ácido de cobre en el Rio Sonora.

Es de este equipo infernal que reciben la gente Yaqui sus aseguramientos que, por supuesto, este gasoducto va a ser seguro para todos. ¿Es una maravilla que el pueblo de Loma de Bácum y otras comunidades de la tribu Yaqui no confían en ellos?

Hay que mencionar que mientras que los EEUU. construyen un muro en la frontera, no hay ningún obstáculo al gasoducto en cruzar la frontera hacia México. De hecho, el gasoducto de Sonora conecta con un gasoducto de Kinder Morgan en el condado Pima del estado de Arizona y cruza la frontera por la comunidad binacional de Sásabe. Como Sempra, Kinder Morgan también tiene una cuenta de violaciones ambientales terribles.

Debemos Resistir Internacionalmente

El pueblo Yaqui continúan a luchar contra el acueducto Independencia y el gasoducto de Sonora. Pues ellos luchan contra corporaciones internacionales, merecen la solidaridad internacionalista. Una manera en que podemos ayudar en solidaridad con esta lucha es juntar a la campaña por la libertad de Fidencio Aldama.  Su encarcelamiento significa una advertencia al pueblo Yaqui para intimidar su resistencia. Ellos que quieren ayudar su campaña en los Estados Unidos pueden enviar un correo a la Alianza por la Justicia Global por workertoworker@gmail.com para aprender más, o pueden hacer clic acá para enviar correos a las autoridades para exigir su libertad. Por eso, no únicamente luchamos para Aldama, luchamos contra el genocidio cultural y por el rio. Luchamos por la naturaleza. Como sabemos: El agua es la vida.

Quiero dedicar este artículo a José Matus, líder ceremonial y fundador de la Alianza Indígena, quien murió el 3 diciembre, 2017. José introdució la Alianza por la Justicia Global a las luchas de los Yaquis y nos llevó dos veces a conocer el río y su pueblo. ¡José, no nos rendiremos!